Cuáles son las ventajas de las fachadas ventiladas

Ventajas de las fachadas ventiladas

Muchos edificios de la Administración cuentan con fachadas ventiladas

Llega el calorcito y nos hemos hartado de hablar de aparatos de aire acondicionado como método para mantener una temperatura confortable dentro de nuestras casas. A través de una fachada normal y corriente se puede llegar a perder hasta el 75% del clima generado por estos aparatos en verano, y el calor de nuestros sistemas de calefacción en invierno.

Es por ello que cada vez más se están construyendo edificios con fachadas ventiladas, y no solo edificios nuevos, también se están aplicando en reconstrucciones, rehabilitaciones y naves industriales, entre otros. Las fachadas ventiladas están compuestas por una hoja exterior, una capa aislante y una hoja interior. Y el truco está en que la hoja exterior no va estanca o pegada al resto de capas, formándose entre ellas una cámara de aire que hace de este método, un sistema lleno de ventajas.

Aislamiento térmico en verano

Las fachadas ventiladas protegen el edificio de las incidencias directas del sol y por lo tanto del calor, pues los rayos pegan directamente en el revestimiento sin afectar a las capas interiores.

Aislamiento térmico en invierno

En invierno, las fachadas ventiladas no sólo protegen el resto del edificio de las inclemencias meteorológicas como la lluvia y el frío sino que cuentan con acumuladores de calor y una capa aislante. Esto evita que se pierda el calor generado en nuestras viviendas por nuestros sistemas de calefacción.

Aislamiento acústico

Al igual que siempre hablamos de que el doble acristalamiento en ventanas evita la entrada de ruidos en casa, el papel de las fachadas ventiladas en este sentido es mucho más relevante, puesto que abarca todo el edificio.

Ahorro energético

La colocación de fachadas ventiladas en un edificio permitirá a quienes habiten o estén en su interior ahorrar entre un 25 y un 40% en climatización.

Fuera humedades y eflorescencias

Las humedades desaparecen al tratarse de una colocación por capas donde existen cámaras de aire entre ellas. También se evitará la aparición de eflorescencias en los muros de fuera.

Fachadas más duraderas

Las fachadas ventiladas se deterioran en mucha menor medida que las fachadas tradicionales, por lo tanto también ahorraremos costes de mantenimiento y reparación.

Fácil de instalar

Y no sólo fácil de instalar. Las fachadas ventiladas son también sencillas a la hora de ejecutarlas y ser desmontadas.

¿Alguna ventaja más de la utilización de fachadas ventiladas en edificios?

Imagen ilustrativa
Gracias a elentir por la imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s