Cómo instalar una columna de hidromasaje (III)

Cómo colocar la columna hidromasaje

Terminar de instalar una columna de hidromasaje es muy sencillo

En los posts anteriores os contábamos las condiciones para instalar una columna de hidromasaje en vuestros cuartos de baño y cómo preparar la ducha (desmontando la grifería y taladrando el hueco para la pletina) para su colocación.

En el post de hoy no vamos a ser tan extensos, os vamos a contar cómo emplazar la columna. El último paso, pero el más importante. ¡Y no se tarda nada! En una mañana lo tendréis todo hecho, aunque explicarlo nos haya llevado semana y media.

Material del latiguillo y colocación de los codos

Para evitar dañar en el futuro los latiguillos uno de los mejores materiales es el latón, por lo que lo mejor será que los codos sean de este material. También podéis usar alargaderas.

El teflón, nuestro gran aliado

Por otro lado, ya os estuvimos contando la importancia del teflón, y aquí lo vamos utilizar. Vamos a asegurar la unión entre los tubos correspondientes para evitar fugas de agua. Lo aplicaremos en la zona del codo donde iría la rosca o macho.

Una correcta colocación de los codos

Procedemos a la colocación de los codos: los colocamos y los comenzamos a enroscar con la mano. Para afianzarlos, utilizaremos una llave (uno de esos materiales que indicamos en el primer post). No apretaremos en exceso, a veces pensamos que así no tendremos problemas de fugas de agua pero para eso hemos utilizado el teflón.

Enganchamos los latiguillos

No son como los latiguillos del lavabo, estos son más largos y más anchos, pues necesitan una mayor presión del agua. Y hablando de agua, este es el momento de abrir la llave para ver que está todo instalado correctamente y que no hay ninguna fuga.

Colocación de la columna

Los dos latiguillos los vamos a enganchar con la columna, y este va a ser el momento de colgarla donde irá definitivamente. Los latiguillos contarán con el hueco suficiente entre la pared y la columna para que no se aplasten ni se estropeen. Tampoco queremos que queden tirantes, así que cuidado con esto.

Y después de toda una mañana o una tarde montando esto, ¿qué tal una duchita relajante?

Imagen ilustrativa extraída de un manual de instalación de Roca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s