Cómo quitar el óxido del escurreplatos

Cómo quitar el óxido del escurridor

Podemos eliminar el óxido de cualquier escurreplatos

Con el paso del tiempo y si no limpiamos los escurridores o no mantenemos nuestro fregadero correctamente, puede aparecer óxido en el escurreplatos. Como hemos recibido algunas consultas acerca de cómo eliminar el oxidado del escurridor, hemos decidido escribir este post que os servirá también para cuidar otras superficies metálicas que tengáis por casa.

A continuación os presentamos algunos remedios o soluciones, tanto caseras como químicas, para que consigáis quitar el óxido de vuestros escurreplatos y así no parezcan estar tan deteriorados.

Cepillo metálico

Podemos utilizar un cepillo de cerdas metálicas sin necesidad de aplicar ninguna otra mezcla, ni casera ni química, aunque recomendamos la utilización de estos productos que ablandarían el óxido, facilitarían su eliminación y ayudarían a conservar la superficie sin ningún rasguño.

Limón, agua y sal

Tres ingredientes que podemos encontrar en cualquier vivienda y que mezclados constituyen un arma potente para el óxido de cualquier superficie metálica.

Aplica primero la mezcla del zumo de limón con la sal sobre el escurreplatos y frota suavemente con un cepillo (cualquier cepillo valdría, aunque no recomendamos utilizar uno de metal, como comentábamos en el apartado anterior).

Para aclarar o retirar los restos de suciedad, vuelve a hacer zumo con un limón pero esta vez mézclalo con agua y enjuaga bien la superficie del escurridor. Puedes seguir este procedimiento las veces que quieras porque no es dañino para tu friegaplatos.

Solución química

Es muy importante que si eliges esta opción te protejas correctamente usando máscara, guantes y gafas que te aíslen de todo peligro en este proceso. A partir de aquí sigue los siguientes pasos:

  • Utiliza un cepillo de cerdas metálicas como el que dijimos en el primer método para frotar el escurreplatos.
  • Compra ácido tricloroetileno. Puedes encontrarlo en droguerías, grandes ferreterías y químicas industriales. Utiliza esta sustancia para desengrasar el escurridor extendiéndolo por la superficie con un pincel y dejándolo secar según las instrucciones del envase.
  • Neutraliza el ácido utilizando sosa cáustica (que también puedes comprar en droguerías y ferreterías por euro o euro y medio), para que una vez ataque el óxido no se cargue también el metal.

¿Te ha servido este método para quitar el óxido del escurreplatos? ¿Conoces algún método más?

Imagen ilustrativa
Thanks to Magda Wojtyra for the image.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s