Cómo poner la caldera a punto para el invierno

Pide presupuestos de fontanería en Madrid gratis¿Aún no has puesto tu caldera a punto? ¿Has pasado un poco de fresquete estas Navidades? ¿Has tenido que pedir ayuda para poner la caldera en funcionamiento este invierno? No te preocupes si has contestado que “sí” a nuestras preguntas, porque para que no te vuelva a pasar, aquí estamos nosotros escribiendo este post que estás leyendo. A continuación te enseñaremos cómo poner a punto tu caldera para el próximo invierno, es más fácil de lo que parece, a veces lo que uno necesita es que alguien se lo explique, y aquí estamos.

Como ya te habrás dado cuenta, con la llegada del invierno, muchas veces ni cinco capas de ropa ni la bufanda de la abuela nos quitan el frío. Por eso, es necesario poner nuestra calefacción, pero tras toda la primavera y el verano apagada necesita una “puesta a punto” para que se ponga la caldera en marcha a tope durante el invierno sin ningún problema. Nunca es tarde, lo podéis hacer vosotros mismos sin necesidad de un profesional o de otra persona. A continuación te contamos como:

Poniendo a punto tu calefacción eléctrica

Si la calefacción que tienes es eléctrica, ¡estás de suerte! Los radiadores no necesitan mantenimiento, basta con ajustar las horas programadas de apagado y encendido.

¿Y si uso gasoil?

Si es de gasoil tu caldera, tendrás únicamente que realizar un purgado de los radiadores en tu vivienda, que consiste en quitar el aire que se concentra en el circuito, tras permanecer cerrado durante un tiempo, abriendo la válvula que tienes en cada uno de tus radiadores. El resto de la instalación cuenta con un mantenimiento anual y un seguimiento por parte del equipo profesional que te suministra el gasoil para tu caldera, a ti o a tu comunidad, según vivas en un chalet o en un piso, por lo que no tienes que ocuparte de más para estar calentito.

Mira, es que mi caldera es de gas…

No hay problema. Si tienes una caldera de gas, entonces es más largo el proceso, pero muy sencillo. Te lo explicamos en unos sencillos pasos:

  • Primero, tienes que consultar las instrucciones de fabricante de tu caldera, para conocer bien qué tenemos instalado en casa; si no las encuentras intenta ver el modelo por Internet, o a lo mejor es un sistema intuitivo. Si no es así, no te preocupes y consúltanos directamente ¡que para eso estamos!
  • Segundo, una vez que conocemos nuestra caldera y sus partes, tienes que pasar a revisar el conducto del gas, que debe estar bien conectado a la caldera y tener la llave de paso abierta. Si tienes cualquier duda de si el conducto tiene algo raro, llámanos o llama a tu profesional de confianza, no te la juegues.
  • Tercero, hay que cerciorarse de que el enchufe de la caldera funciona, y que tiene suficiente alimentación. Aunque nos parezca algo básico hay veces que éste no está bien, o la toma está mal y la caldera no nos enciende por algo tan “simple”. Y si no funciona, tienes que buscar otro enchufe o ponerte en contacto con un electricista, no vaya a ser que metas los dedos donde no los tienes que meter y nuevo look “a lo afro”.
  • Quinto, una vez hecho todo lo anterior, enciende tu caldera, verás que su pantalla se enciende con unos dígitos, y los sensores se activan detectando el nivel de presión (bares) y la temperatura (°C).
  • Sexto, una vez que está en funcionamiento la caldera, debes verificar que la presión se mantenga entre 1,2 y 1,5 bares, si no es así hay que purgar los radiadores (como en el caso que citábamos anteriormente del gasoil), vaciando un poco el aire comprimido tras estar cerrado durante un tiempo la instalación para conseguir dichos valores.
  • Séptimo, comprueba que el calor del sistema de calefacción es adecuado en todo tu hogar, no tengas que abrir las ventanas porque os tostáis, ya que eso evidentemente es que la temperatura es demasiado alta, mantenlo a una temperatura acogedora, sin frío ni calor. Además, una temperatura óptima también luego te hará que no gastes de más en la factura de la luz.

Si en cualquiera de los casos o pasos anteriores encuentras algún problema o simplemente no te aclaras, ¡no te preocupes! Tu profesional más cercano estará encantado de ayudarte. Si ves que en tu instalación hay algo defectuoso, ellos se ocuparán de ello. No te la juegues ni te hagas el valiente, ponte en contacto con tu especialista de confianza. Y si no te ha dado ningún problema la puesta a punto,  y has conseguido hacer todo lo dicho sin problema en tu sistema de calefacción, ya sea de gasoil, eléctrico o de gas… ¡Ya tienes lista tu caldera o sistema de calefacción!

¡A pasar un invierno calentito en tu sofá, o con tus peques jugando en pijama por el salón!

Imagen ilustrativa: Fotolia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s