Economizadores de agua

Economizadores de agua para grifoMerodeando por la red hemos visto que muchos de vosotros estabais interesados en los economizadores de agua. No queremos hacer el típico post didáctico para darle publicidad. Simplemente queremos que conozcáis un sistema barato que os hará ahorrar en la factura del agua y, dicho sea de paso, respetar el medio ambiente.

Para quienes no lo sepáis, se trata de un filtro de fácil colocación que reduce el flujo del agua a más de la mitad. ¿Te imaginas ahorrarte el 50% en la factura del agua? Pues si no conocías este método ahora ya lo conoces. No tienes excusa.

Tipos de economizador

Lo hemos definido como filtro pero la verdad es que los economizadores de agua, según el tipo que sea, cuenta con unas características o con otras. A continuación os presentamos algunas clases:

Calculadores de tamaño

Cuenta con sensores que miden el tamaño aproximado del recipiente que queremos llenar de agua. Es así cómo “suelta” la cantidad exacta de agua con el fin de no desechar nada.

Manos ocupadas

Partiendo de la base de que cuando estamos fregando o realizando cualquier otra actividad bajo el grifo del fregadero (por ejemplo) tenemos las manos ocupadas, hay sensores que se cierran automáticamente cuando no detectan nuestras manos.

Pedales para manos ocupadas

Algunos incluyen palancas a accionar con los pies en caso de no estar usando el agua y no poder cerrar el grifo con las manos.

Cuánto cuesta

No es nada caro, cuesta unos 6-7 euros y en algunos casos vienen en packs de dos o tres unidades. Aunque nosotros te los instalamos por 15 euros la unidad, y en este caso no ahorrarías el 50% sino el 75% de agua. A la larga te saldría más rentable.

Si sigues empeñado en hacerlo todo tú aunque ahorres un 25% menos de agua, sigue leyendo…

Dónde comprar economizadores de agua

Puedes encontrar estos benditos “cacharros” en centros especializados, algunas ferreterías y tiendas de bricolaje.

Esperamos que os haya servido esta información. Una vez tengáis los economizadores en vuestras  manos veréis lo sencillo que son de instalar, aunque siempre recomendamos llamar a un profesional, puesto que conoce bien los materiales que utiliza y lo hará siempre de la forma correcta.

Hasta el próximo post amigos, os esperamos 🙂