Cómo funciona la calefacción por infrarrojos

Cómo funciona calefacción por infrarrojos

La calefacción por infrarrojos tiene innumerables ventajas

Pues sí, como veis los infrarrojos no es solo eso que usaban los teléfonos móviles antiguos, sino que además es un sistema de calefacción eficiente y saludable que siempre recomendamos.

En el post de hoy queríamos explicaros un poco cómo funciona este sistema de calefacción, en comparación con los métodos tradicionales que conocemos hace tiempo…

Los sistemas tradicionales

Cuando utilizamos un radiador, una estufa o un calefactor eléctrico (incluso un aparato de aire acondicionado en modo Calor) lo que hacen estos aparatos es calentar el aire. Este aire sube a la zona superior de la estancia (es decir, al techo) desplazando de esta manera el aire más frío a la zona inferior (vamos, al suelo), donde, si nos paramos a pensarlo, el calor es mucho más necesario.

Instalación y material

Para que funcione este sistema necesitaremos instalar placas ligeras (generalmente en el techo) que estarán conectadas directamente a la red eléctrica y a un termostato, para poder regular con ello su temperatura.

Una vez instaladas y conectadas, las placas empiezan a emitir rayos infrarrojos de una determinada frecuencia que permiten calentar los objetos con los que tiene contacto directo (esto es suelo, paredes, personas, muebles, etc). De esta manera se calienta el ambiente de una manera natural y sana.

No queríamos enrollarnos mucho hoy, que tenemos que coger fuerza para las siguientes semanas, pero dedicaremos otro post a las ventajas de este sistema que, desde luego, consume mucho menos que los sistemas tradicionales.

¿Sabíais qué era la calefacción por infrarrojos?

Imagen ilustrativa
Creada con ABCya.com

Ahorrar aprovechando las alcantarillas

Ahorrar aprovechando las alcantarillasActualmente, la calefacción y el alumbrado suponen un 40% del gasto energético de la Unión Europea. Es por ello que las ciudades de algunos países están empezando a tomar medidas al respecto.

En Fürth (Baviera, Alemania) la climatización de edificios está empezando a alimentarse del calor que circula por las alcantarillas. Es algo que llevaban ya aplicando desde 2010 para climatizar el palacio municipal. La idea consiste en aprovechar los litros de agua que los usuarios pierden cuando abren el grifo y la dejan correr, litros que en esa vecindad ascendían a los 150 por segundo. En un año han ahorrado el 65% del consumo tradicional y se han reducido las emisiones de CO2 en 130 toneladas y las de partículas finas en 14 toneladas.

Ahora, unos 30 edificios en Alemania (la mayoría hoteles y centros comerciales) emplean métodos muy parecidos para recuperar energía de las alcantarillas.

Cómo funciona este sistema

Este método consiste en la instalación de intercambiadores de calor en las alcantarillas. Se recoge el agua y se calienta hasta los 50 grados, para después introducirla en el sistema de calefacción del edificio.

Hasta en verano

El mismo calor extraído del agua ya utilizada de las tuberías y estos edificios se puede transformar en frío con el fin de ser utilizado por el aire acondicionado.

Y todo esto… ¿por cuánto?

Se trata de una inversión de unos 550.000 euros que se verá compensada antes del año 2018.

Alguna contraindicación

Se trata de un sistema innovador, pero a nosotros nos gusta ser transparentes y vamos a comentar aquí la principal desventaja. Y es que el enfriamiento de una alcantarilla pone en peligro las bacterias que de forma natural actuarían de filtro para eliminar impurezas de las aguas servidas.

Curioso ¿verdad? ¡Nos vemos la próxima semana! Que por cierto… acudimos a la Feria de la Climatización 2013 y compartiremos con vosotros algunas fotitos del evento. 🙂

Imagen ilustrativa
Gracias a Sergi Mussull por la imagen.