Cómo mantener un fregadero

Cómo mantener un fregaderoCada vez más se han ido incluyendo accesorios que han hecho multifuncionales nuestros fregaderos: tablas para cortar, escurridores, cestos para limpiar alimentos… y estos accesorios pueden dañar la superficie.

El otro día os decíamos cómo elegir el fregadero de vuestra cocina. Hoy os contamos cómo mantener y limpiar este y otros elementos según el material con que están fabricados.

Fregaderos de gres

Son aquellos que están fabricados con granos de cuarzo y cemento silíceo y son resistentes a temperaturas muy altas. Su mantenimiento es muy simple, dado que también resisten a golpes y arañazos. Una disolución de jabón neutro en agua y como nuevo, siempre y cuando lo apliquemos con una esponja (nunca con un estropajo). Después se aclara o enjuaga con agua y lo secamos, para que no se acumule la cal.

Fregaderos fabricados con resinas sintéticas

En este tipo de fregaderos apenas se acumula suciedad, ya que por el material en que están fabricados tienen poquitos poros. Jabón neutro y agua, como en el caso anterior, nos irán bien para su limpieza y mantenimiento.

Para recuperar el brillo, se pueden exprimir unas gotitas de limón o vinagre en agua caliente, impregnar con la mezcla un trapo suave y pasar este por el fregadero. Si viéramos algún arañazo, podemos lijarlo suavemente y éste desaparecerá. Y si vemos alguna mancha que no sale con la esponja, es preferible utilizar un cepillo de nailon.

Fregadero de acero inoxidable

Es el más común, y aunque es el más resistente y el que más recomiendan los profesionales, es el más frágil a la hora de mantenerlo, pues pierde brillo con el tiempo.

  • Limpieza. La limpieza de este tipo de fregadero es parecida a la de los fregaderos anteriores. Diluimos jabón neutro en agua, pasamos la esponjita impregnada en esta mezcla y limpiamos el fregadero.
  • Brillo.  Utilizamos un trapo en el que anteriormente hayamos echado alcohol de quemar. Se aclara y se seca, quedará como nuevo. Las manchas más persistentes se pueden limpiar fácilmente con alcohol de 90ºC.
  • Desinfección. De vez en cuando es recomendable desinfectar este tipo de fregadero, ya que en él generalmente lavamos alimentos que luego ingerimos. Para ello, utilizaremos lejía diluida en agua. La mantendremos con el tapón puesto unos minutos y al vaciar la cubeta, aclarar con agua.

Limpieza del grifo y las rejillas

Mejor que utilizar limpiadores compuestos de ácidos y amoniacos será utilizar agua o un lavavajillas suave para tal tarea. En el caso de las rejillas, basta con colocarlas bajo el grifo y echar un chorro de agua para que se lleve toda la suciedad. Para limpiar la cal de este elemento, usaremos algo punzante.

Y vosotros, ¿cómo mantenéis vuestro fregadero?

Imagen ilustrativa
Thanks to Michael Newman for the image.

Cómo elegir un fregadero

Cómo elegir un fregadero

Ejemplo de fregadero de dos senos

Hoy os queríamos hablar del mantenimiento del fregadero, ese elemento indispensable de nuestras cocinas. Pero lo hemos pensado mejor, y esto lo haremos más adelante. Como el paso previo a tener uno es elegirlo, os vamos a dar las claves sobre cómo elegir un fregadero.

La función de un fregadero es ayudar a preparar los alimentos de las comidas, mantener la higiene de la cocina y contribuir a la limpieza en general. Antes de elegir un fregadero debemos preguntarnos cuáles son nuestras necesidades y cómo es nuestra cocina.

En teoría, los profesionales recomendamos el fregadero de acero inoxidable 18/10, es de buena calidad y no es demasiado caro. Además es fácil de limpiar y mantener, y es duradero.

Zonas con cal

Si vivís en sitios con mucha cal os recomendamos regaderos de resina cuya función es evitar las manchas de esta sustancia. En todo caso siempre podéis utilizar vinagre para eliminarla en caso de que tengáis fregaderos normales.

La forma de la cocina

Dependiendo de la forma de la cocina elegiremos un fregadero rectangular, circular, más pequeño, más grande, en forma de L… los hay de muchas formas y tamaños.

Tipo de encimera

En el caso de disponer de una encimera laminada necesitaremos un fregadero de los que se sobreponen. Si la encimera es de granito o piedra, elegiremos un fregadero tipo bajo de encimera.

Número de senos de un fregadero

Teniendo en cuenta el uso que le damos al fregadero, el espacio que tenemos en la cocina, si comemos mucho o poco en casa, elegiremos un fregadero de uno, de dos o de más senos.

En el caso de elegir uno con un solo seno, debemos tener cuidado con los productos que utilicemos para su mantenimiento, para que no contaminen la comida que lavamos o dejamos reposar en el fregadero.

Escurreplatos

Hay casos en los que somos más de utilizar lavavajillas y casos en los que procedemos a la antigua usanza. En este último caso es recomendable elegir un fregadero con escurreplatos para evitar utilizar la encimera cuando lavamos a mano.

Elección del grifo para el fregadero

Elegiremos el fregadero también en función del grifo que queramos instalar. De esto os hablaremos en otro post y en su momento ampliaremos la información ofrecida en este artículo.

¿Seguisteis en su día consejos parecidos?

Fuente de la imagen: SXC