Calefacción Económica: Consejos para ahorrar gas en casa

Sustituimos radiadores para calefacción

Las palabras “calefacción económica” parecen difíciles de combinar. Pero si hacemos un buen uso del gas que utilizamos en casa, podremos alcanzar el ahorro sin ningún problema.

Llega el frío y, en muchas ocasiones, la temperatura que hace dentro de las casas parece siempre más baja que la que hace fuera debido al enfriamiento de ladrillos y paredes. No ha llegado el invierno todavía y ya estamos con jerseys de lana en casa porque hace un frío insoportable.

Nos asustamos, sobre todo porque en invierno el consumo de gas y electricidad se dispara respecto al resto de estaciones.

Una calefacción económica es posible, si seguimos una serie de consejos que te vamos a dar.

Aislar la vivienda: otro factor muy importante

El aislamiento térmico de una casa, piso o apartamento debe cuidarse al máximo. De hecho, deberíamos empezar por este punto. No podemos pretender tener una buena climatización dentro de casa, si luego se está escapando el calor, por otro lado, al exterior.

Una calefacción más asequible es aquella en la que en una vivienda media se ha sabido aislar perfectamente su interior con ventanas y puertas, utilizando materiales aislantes como el PVC.

Otra forma de aislar la vivienda, especialmente por la noche, que es cuando más bajas son las temperaturas en el exterior, es bajar las persianas mientras dormimos.

Recortando el tiempo de ventilación

Ventilar una vivienda es rotundamente necesario. Sin embargo, existen hogares en los que una ventana se puede tirar abierta toda la mañana mientras hacemos otras labores. No. El tiempo de ventilación debe recortarse a 10 minutos diarios. Con esto es suficiente.

Ventilemos la casa mientras desayunamos y, desde luego, no olvidemos cerrar las ventanas mientras hacemos la digestión. ¿No?

Comparando tarifas para una calefacción más económica

Hace años, los proveedores de servicios de electricidad y gas venían dados por nuestra zona. Con la liberalización del mercado del gas, ahora podemos comparar tarifas y saber qué compañías nos cobrarán menos dinero a final de mes.

En internet contamos con varios recursos que nos permiten hacer comparativas.

¿Cuál debemos escoger? Siempre hemos de tener en cuenta aquellas que nos ofrezcan el kw a un precio medio menor. Eso sí, cuidado con no mirar otros servicios paralelos que esa compañía nos ofrece, pues en el cómputo final puede salirnos más caro, independientemente del precio por kw.

Revisiones periódicas para ahorrar en climatización

Cuando tenemos claro qué proveedor de servicios de gas vamos a contratar, el siguiente paso será programar una serie de revisiones de gas a lo largo del año. Las revisiones se realizarán sobre la instalación en general, y sobre la caldera de gas en particular.

De esta manera nos estaremos asegurando de que estos aparatos de gas funcionan correctamente y, por lo tanto, obtendremos una calefacción económica que antes nos parecía imposible de conseguir.

Una calefacción central… mejor con termostato

En muchos casos, la calefacción que utilizamos es comunitaria: la misma para todos los vecinos de un edificio o comunidad. En este sentido, debemos exigir que se utilice un termostato para adaptar la temperatura interior a aquella que haga fuera, en la calle. El objetivo de esta medida sería evitar el derroche de energía.

¿Calefacción individual? ¡Pues termostato digital al canto!

Muchas veces es mejor que nuestra calefacción sea individual: así evitamos los derroches ajenos. Siendo así, es recomendable instalar termostatos digitales en todas las habitaciones: tengamos en cuenta que, en un piso medio, puede haber habitaciones que no se estén utilizando, salas que tienden a estar más frías porque apenas paramos en ellas, y otras, como el salón o la sala de estar, en las que siempre hay gente y, por lo tanto, necesitan una temperatura menor adaptada.

De esta manera estaremos contribuyendo a una calefacción económica.

Ahorrando en calefacción manteniendo temperaturas constantes

Algo que debemos tener muy en cuenta es el hecho de mantener una temperatura correcta en casa durante todo el año. Lo ideal es que ésta se sitúe por encima de los 21 grados durante el día, y sobre los 17 grados por la noche.

Calefacción económica: un buen uso de los radiadores

Es importante una utilización correcta de los radiadores que tenemos en casa. Tenemos la manía de colocar siempre ropa encima, para que ésta se seque antes. No.

Si lo que queremos es una calefacción más barata, debemos eliminar esta mala práctica de nuestra rutina casera. Y, desde luego, debemos purgar nuestros radiadores de vez en cuando.

Además, debemos cerrar aquellos radiadores en habitaciones que actualmente no estemos utilizando.

Para todos aquellos rezagados, compartimos con vosotros una infografía realizada por Europa Press en la que nos resumen de una manera muy gráfica cómo podemos conseguir una calefacción económica en casa.

calefacción muy barata

Foto Principal: Fotolia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s