Cómo solucionar problemas en la caldera

Fallos comunes en calderas de gas

La caldera de gas puede presentar algunos problemas…

Sabemos que hemos estado desaparecidos un tiempo pero eso está a punto de terminar. El frío ha llegado a muchos sitios de España. Que sí, que ya sabemos que en las zonas con agua cerca la temperatura es más suave pero en Madrid, que es desde dónde escribimos, estamos rodeados de montaña y aquí hace un frío que pela.

Al tema. Estamos cansados de escuchar que si debemos cambiar la caldera, que si plan renove, que si patatín patatán. Y nosotros hemos sido los primeros que os hemos hecho ofertas de este tipo. Y es que las calderas son como cualquier electrodoméstico, con el paso del tiempo empiezan a presentar problemas que debemos saber solucionar antes de tomar una decisión como puede ser sustituir una caldera.

En el post de hoy pretendemos exponer algunos fallos comunes que pueden presentar nuestras calderas de gas, y la razón por la que estos pueden estar sucediendo. Sabemos que tenemos un problema con la caldera cuando los fallos que empiezan a darse se sitúan en el mismo aparato. Hoy nos centramos en este tipo de problemas.

No se enciende el quemador

A veces, si no hemos limpiado el filtro de entrada del agua puede no encenderse el quemador. En este sentido habría que limpiarlo o sustituirlo por uno nuevo.

También puede ocurrir que el detector de agua caliente se haya estropeado, o incluso que la sonda NTC esté en mal estado. En todo caso, si tienes cualquiera de estos dos problemas deberás llamar a un técnico de la marca de tu caldera, él sabrá qué hacer.

La llama

En este caso pueden darse tres situaciones:

  • Que no haya llama. Obviamente, si el motor no está girando, la llama no va ni a aparecer. En este caso, casi seguro no le está llegando energía, así que la posible solución pasa por controlar los termostatos. También puede pasar que el motor gire y aún así no veamos la llama donde tiene que estar. En este caso puede ser que no esté llegando el combustible, y tengamos que controlar que estén todas las válvulas abiertas. Si está todo correctamente y aún así no hay llama, tendréis que contactar con un técnico porque en este caso el problema se debe a que no hay combustible.
  • Que la llama sea irregular. Cuando esto ocurre es porque, posiblemente, el gasóleo contiene agua. En este caso, habrá que vaciar la cisterna para poder fregar los filtros, y en este caso también os va a tocar llamar a una persona especializada.
  • Que la llama salga humosa. Suele darse este problema cuando apenas hay aire de combustión. En este sentido tendremos que controlar que el ventilador esté correctamente limpio, y de no ser así, higienizarlo nosotros mismos.

En el próximo post os contaremos algunos problemas (con sus posibles soluciones) provocados por la caldera de gas que suelen darse en la salida de agua y su calidad en duchas y grifos.

¿Algún problema más que os haya ocurrido y queráis recordar aquí? Puede servir de ayuda a otros lectores…

Foto ilustrativa
Adquirida en Fotolia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s